Registrar una marca en Bonaire (las Islas BES)

Debido a cambios constitucionales, las Antillas Holandesas dejaron de existir el 10 de octubre de 2010. Desde entonces Bonaire, Sint Eustatius y Saba (las “Islas BES”) se han convertido en municipios especiales de los Países Bajos. La Oficina de la Propiedad Intelectual del Benelux (“OPIB”) gestiona la Oficina de Marcas. El Arreglo de Madrid y su Protocolo son de aplicación en las Islas BES. La legislación en materia de propiedad intelectual de las Islas BES, es decir, la Ley de Marcas para las Islas BES, se basa en el principio de “first-to-file” o prioridad de depósito. En otras palabras, quien registre una marca en primer lugar adquiere el derecho exclusivo a usar dicha marca en las Islas BES. Aunque no se exige que una marca esté en uso en el momento del depósito o con anterioridad a éste, los registros pueden ser anulados por el Tribunal de Primera Instancia de las Islas BES a petición de cualquier tercero, si se puede demostrar que no se ha hecho uso de la marca durante un período ininterrumpido de 5 años. Su uso por parte del titular tras un período ininterrumpido de 5 años de uso servirá para cumplir el requisito de “uso”. El registro de la marca y sus posteriores renovaciones tendrán una vigencia de 10 años. Los registros de marca se publican cada mes en una Gaceta Oficial. El principio de “first-to-file” o prioridad de depósito se entiende sin perjuicio de los derechos de prioridad establecidos por el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial de 20 de marzo de 1883 y el Protocolo de 27 de junio de 1989 (Serie de Tratados [Trb.] 1990, 44) concerniente al Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas de 14 de abril de 1891 o del derecho de prioridad con arreglo al Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio, de 15 de abril de 1994, que es el Anexo 1C del Acuerdo por el que se establece la Organización Mundial del Comercio.