Renovación de marcas en Aruba

Las marcas registradas o renovadas en Aruba tienen una vigencia de 10 años. La renovación del depósito de una marca en Aruba puede hacerse con hasta 6 meses de antelación respecto de la fecha de vencimiento. Si la marca ha expirado, la Oficina de Propiedad Intelectual de Aruba le concede un período de gracia de 3 meses para renovar el registro mediante el pago de una tasa de demora. Su abogado de marcas local necesitará un poder firmado por el solicitante. Del mismo modo que sucede con el depósito inicial, dicho poder no requiere legalización ni elevación a escritura pública. Por lo general el proceso de renovación se puede completar en unas 8 semanas. No se exige prueba del uso de la marca en el momento de presentar la solicitud de renovación.